El salón Expoclàssic de Mollerussa calienta motores para su 27ª edición en septiembre con exposiciones de coches americanos, Seat 127 y Derbi

  • El certamen se celebrará los días 17 y 18 de septiembre y confía en reunir una cincuentena de expositores
  • Un Ford A Hot Rod del 1932 o un Xevrolet Styleline, algunos de los modelos de la muestra de vehículos americanos

El salón Expoclàssic de la ciudad leridana de Mollerussa, el único certamen de los organizados por Fira de Mollerussa que ha “resistido” los años de Covid-19 celebrándose tanto en 2020 como en 2021, calienta motores para su 27ª edición del fin de semana del 17 y 18 de septiembre. A falta de casi dos meses para su celebración, la entidad organizadora ha avanzado parte del contenido de la próxima edición en una rueda de prensa con la participación del director, Xavier Roure, así como del coleccionista Jordi Pedrós, propietario de buena parte de los modelos que se expondrán en la muestra de coches americanos que podrá verse en la convocatoria de septiembre.

 

Durante el acto, el director indicó que, como es habitual, el Mercado del Automóvil, Motos, Accesorios y Coleccionismo, el salón de Mollerussa es complementar con tres exposiciones: la más destacada, sobre coches americanos, con una docena de vehículos y expuesta en el Pabellón Pla d’Urgell; una segunda, también de coches, del modelo 127 de Seat con motivo de su 50 aniversario y que se ubicará en el Pabellón del 125 aniversario, y, por último, una muestra dedicada a la firma Derbi, con motivo de los cien años de los orígenes de esta marca de motocicletas y los hermanos Rabasa, dedicados a la reparación de bicicletas.

 

Por su parte, el coleccionista Jordi Pedrós señaló que la exposición de coches americanos, que contará también con vehículos de otros particulares, pretende representar y acercar a los visitantes los distintos estilos, con coches que van desde el 1928 a principios de los 2000, con modelos como un Ford En Hot Rod del 32, un Xevrolet Styleline del 56, un Ford F100 del 54, un Camaro Cabriolet Z-28 del 71 o un Ford Mustang del 2014, entre otros.

 

Sobre los coches americanos, Pedrós valoró que son vehículos que llaman la atención visualmente y también atractivos por la tecnología que tenían ya en los años 50 y 60 con aire acondicionado, dirección asistida o capota eléctrica. Al finalizar la rueda de prensa, que se ha llevado a cabo en una de las naves propiedad de Pedrós, director y coleccionista han puesto ante algunos de los modelos que podrán verse en la feria. En cuanto a las otras dos exposiciones, los visitantes de la feria de este año podrán ver también media docena de modelos Seat 127, un turismo que nació con la idea de sustituir al veterano Seat 850 y que a la larga también fue el sustituto del Seat 600. Entre los vehículos que se expondrán destaca uno de origen, uno de la 1ª serie (1972-1977) de carreras y dos de la 2ª serie (1977-1982): un fura crono y otro que va ser el último modelo de fura. La firma de motocicletas Derbi centrará la tercera de las exposiciones de este año, que contará con una docena de piezas, entre ellas una Derbi 50 que había sido propiedad del expiloto de motociclismo Josep Maria Busquets y dos bicicletas Rabasa: una, con sidecar, del cuerpo de Bomberos de Barcelona, ​​y otra del servicio de Correos de Mollerussa de los años sesenta. Por otra parte, el director de Fira de Mollerussa ha hecho referencia a la fase actual comercial del Expoclàssic, si bien ha señalado que desde la organización se confía en reunir a una cincuentena de expositores en esta 27ª edición. 

5/5